jueves, 20 de septiembre de 2018

Reseña: Julián es un pulpo

¡Holaaa! Espero anden muy bien. Yo sigo enferma, desde junio la infección respiratoria ha sido mi fiel compañera, según la doctora que me atendió ayer en emergencia, este año muchas personas que habitualmente no se enfermaban, lo hicieron y que cuando comienzan a mejorar de un virus, al tener las defensas bajas, contraen otro. En fin, basta de contar mi desdicha y vamos a lo que nos compete. Últimamente he leído bastante -pese a los parciales que se avecinan- y no me he dedicado tanto a escribir, por ello estoy tratando de ponerme al día con las fotos y reseñas. Así que esta vez, opté por traer un nuevo libro para descubrir en la sección de “Pequeñeces”. Esta lectura llegó a mí gracias a TopitoEdiciones que me brindaron el material, así que agradezco enormemente mi ejemplar. Hoy voy a contarles sobre “Julián es un pulpo”, escrito por Félix Bruzzone, ilustrado por, Magdalena Sayagués.

Ficha técnica: 

Libro: “Julián es un pulpo”
Autor: Félix Bruzzone
Ilustraciones: Magdalena Sayagués
Editorial: Topito
Páginas: 32 p
Dimensiones: 24 x 17 cm
Año: 2016
ISBN: 978-9974-91-345-2
Precio: U$ 300

Sinopsis:
Julián se despierta y descubre que se ha convertido en un pulpo. No puede dejar que nadie me vea así, piensa, ni m familia ni mis amigos de la escuela.
Entonces Julián decide disfrazarse, pero no será tarea fácil ahora que tiene ocho brazos pegajosos y un apestoso olor a pescado y mar.
Julián planea atravesar el día de escuela tratando de parecer un niño normal, pero pronto descubrirá que ser un pulpo no está nada mal, y que sus ocho brazos pegajosos pueden ser capaces de maravillosas proezas.


Foto propia
“Julián es un pulpo” es un libro infantil escrito por Félix Bruzzone, está acompañado de hermosas ilustraciones de Magdalena Sayagués que nos invitan a vivir junto a Julián, una aventura que nos dejará una excelente enseñanza.

Julián es un niño que vive con sus padres, que va a la escuela y que como todo niño teme al qué dirán sus compañeros, pero este miedo se vuelve aún más latente cuando un día despierta y percibe un olor extraño, un olor que le recuerda a aquellos días en lo que acompaña a sus padres a trabajar al puerto vendiendo conejos.

Se levanta rápidamente de su cama y al mirar su reflejo en el espejo, constata que además del aroma nauseabundo, tiene seis nuevos brazos ¡Se convirtió en pulpo!

No es difícil que los niños hagan este pacto ficcional con el autor ya que en la mente de ellos-basándome en las etapas del desarrollo cognitivo de Jean Piaget- entre los dos y siete años (etapa preoperacional) el juego simbólico está presente y los invita a imaginar, pensar, jugar y verse “como si” fueran alguien más, un objeto, o animal. Y también está latente el pensamiento mágico, donde sus pensamientos suelen mezclar lo reala con lo fantasioso para explicar la realidad. Por estos motivos los pequeños aceptar la historia y no les parece inusual despertar siendo un pulpo.

Imagen extraída del libro
Julián no sabe qué hacer, no puede faltar a clases porque tiene una prueba muy importante. Entonces, se le ocurre una idea: disfrazarse y esconder sus tentáculos debajo de un atuendo.

Su camuflaje es de poca ayuda, todos notan que es “diferente”, y comentan a sus espaldas. Pero la sorpresa toca la puerta a la hora del recreo, cuando lo invitan a jugar al fútbol. Llegado el momento de atajar esa jugada tan importante -y aunque Julián sabe que es pésimo golero- se extiende con todas sus fuerzas para llegar a contener el remate, sus tentáculos se libertan del disfraz y ataja de manera increíble la pelota. Y así será durante el resto del partido. Sus compañeros no salen de su asombro, y lo aplauden maravillados, ahora que sea un pulpo no es tan malo.

Lo mismo pasará con otros hechos que se van a desarrollar durante el día. Esas nuevas cualidades de pulpo, le permitirán ver, a él y al resto de las personas, que cada uno de nosotros es único y maravilloso sin importar cómo nos vemos externamente.

En lo personal es un libro que me gustó muchísimo, porque nos muestra una realidad, esa que enfrentan los niños -y también los adultos- día a día, el miedo al qué dirán los demás si me visto de tal manera, si hago lo que me gusta, si eso que me hace feliz socialmente no está “bien visto”, si soy “diferente”. Nos muestra esa búsqueda de identidad constante a la cual se enfrentan los más pequeños, a la construcción de su psiquismo que se va dando de a poco mediante esa interacción que tiene con su entorno, y con ellos mismos.

Imagen extraída del libro
El mensaje que nos transmite Félix Bruzzone (a mi entender) es el siguiente: ser diferente, pensar distinto, no es malo, debemos ser nosotros mismos sin importar la opinión de los demás. Todos somos distintos del que tenemos al lado, y eso es lo que nos hace únicos. Somos buenos para algunas cosas y no tanto para otras, solo debemos buscar nuestras virtudes y defectos, una vez que los encontramos, ser felices con ellos, ser auténticos, siempre intentando mejorar cada día.

A continuación, y para ir finalizando. Me gustaría mencionar algo en particular. Las ilustraciones fueron realizadas por Magdalena Sayagués, buscando información encontré su Blogspot y me topé con un Post donde están publicadas algunas imágenes del proceso que tuvo como resultado estas composiciones tan divertidas y coloridas que nos acompañan en la aventura de Julián. Las imágenes del libro -además de estar preciosas- son recortes de papeles de colores, actividad recreativa cotidiana para los más pequeños. La gama que utiliza hace que transmitan armonía, paz, por eso te invito a pasar por su cuenta.

Seguramente tú no seas perfecto, yo tampoco lo soy -por suerte-, todos aprendemos de nuestros errores y logros, de lo que hemos vivido. Julián te enseñará a ser tú mismo, te divertirás con las locuras que pasan en cada página. El final, te sorprenderá y te hará reír mucho. Date un tiempo para leerlo, para compartirlo con algún pequeño, te aseguro que no te arrepentirás. Juntos van a aprender, divertirse y descubrir ¿Por qué “Julián es un pulpo”?

Valoración:





Muchas gracias por tomarte el tiempo de leerme y haber llegado hasta el final. Es un placer para mí haber compartido contigo un nuevo descubrimiento. Espero que te haya gustado la reseña y haber despertado el bichito de la curiosidad en vos. Como siempre, no dudes en dejarme tu opinión, comentario, crítica constructiva y compartir con otros lectores ¡Te espero pronto para descubrir un nuevo libro!

3 comentarios:

  1. Me encanta la portada y las ilustraciones son muy bellas! Que lindo ver literatura infantil en un blog, no se suele ver muncho

    ResponderEliminar
  2. Hola, bella! Bueno, si te entenderé. También me agarré una infección, allá por junio, y estuve como un mes enferma. Pensé que estaba sana pero AHORA SE ME JUNTÓ CON LA ALERGIA y... nada, parezco una señora contándote las nanas.

    En cuanto a tu reseña, el libro se ve entrañable. Me encanta que ahora los libros infantiles tengan tan en cuenta el mensaje que dan, y que sean así. Además, súper completa la reseña, con el párrafo sobre la ilustradora!


    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Mica! Me encanta que reseñes este tipo de libros, claramente vos tenes más alcance y contacto con ellos que nosotros. A veces estás buscando un libro para regalar y no sabes ni que comprar. Muchas gracias por esto. ¡Espero leer más seguido este tipo de entradas! En cuanto al libro, me parece que el mensaje que da es realmente fuerte y necesario para todos, niños y adultos. Pero es bueno que desde niños sepamos que no tiene nada malo ser diferente.

    Besotes ♥

    ResponderEliminar